martes, julio 04, 2017

BONDAD


A pesar del daño que yo le había causado, era capaz de sonreírme y verme con su mirada dulce y apacible. Yo me sentí como el peor de los hombres, no podía mirarle a los ojos ¿Cómo puede mirarme de esa manera si la he lastimado tanto? Pensé.
Te amo, me dijo, y con un beso de su boca aniquiló mi pesar, en esos momentos comprendí que ella era mejor que yo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario!