Escritos, relatos y más: SIN RUMBO

SECCIONES




Blogs mexicanos



Seamos seguidores






miércoles, enero 18, 2017

SIN RUMBO


Se giró al escuchar el grito que parecía salir de las profundidades del bosque, llamándole por su nombre. Perdida sin saber a dónde ir, ni qué dirección tomar, los ruidos extraños de los animales le hacían escuchar cosas extrañas; Asustada, con frío y sin haber probado bocado por varios días, las alucinaciones eran cada vez más frecuentes.


Al amanecer volvió a escuchar ese alarido estremecedor despertándola al instante. Sus ojos se llenaron de pánico,  lo había escuchado tan cerca, buscó con la mirada hacia todas direcciones por si lograba ver algo, aterrada por el suceso corrió sin mirar atrás, apresurando cada vez más la carrera; ya que presentía que algo la seguía. Exploró el lugar para encontrar donde esconderse: un árbol, una cueva; un montículo de tierra lo suficientemente alto para no ser vista por aquello  que le perseguía.  Encontró unos matorrales, allí se ocultó, levantó la cabeza para ver si no le continuaba persiguiendo, vaya sorpresa se llevó, varias sombras a lo lejos podía divisar, volvió a agacharse y cubrió su boca con ambas manos, su cuerpo temblaba de miedo, sentía que sería su fin.


Las sombras habían desaparecido. Su alma podía descansar, ya estaba segura de que no alucinaba o por lo menos eso era lo que ella creía. Se alejo del lugar tomando dirección cuesta abajo por el espeso bosque. La inestabilidad de su mente la hacían caminar siempre en estado vigilante; mirando para todas partes y escondiéndose en cada árbol que se topaba. Nuevamente se estremeció al escuchar el eco de aquella voz que le llamaba por su nombre; corrió más rápido, podía sentir que aquella o aquellas cosas las tenía más cerca. De nuevo logró escapar.



Pasaron varios días, la joven ya no había vuelto a escuchar aquel grito llamándole, aun así su mente ya estaba atrofiada, su mirada perdida, su semblante lo decían todo. En su andar por el bosque encontró un río, se despojó de toda su vestimenta sucia y rota; quedando completamente desnuda; poco a poco se fue metiendo al agua, tratando de asearse tanto como su mente se lo permitiese; Las aguas tranquilas de ese lugar calmaron un poco la mente atrofiada de la joven. Esa tranquilidad fue interrumpida tras escuchar otra vez ese grito inconfundible para ella; a lo lejos observó más sombras que antes, algunas con cuatro patas.  


Apresurada salió del agua, caminó a prisa siguiendo la dirección que llevaba el río; miraba a cada instante para atrás, las sombras estaban más cerca de ella, estaban a punto de atraparla, seguía caminando a toda prisa, de repente ya no había a donde ir, la nada la detuvo, el río caía en cascada, las sombras la habían acorralado, estaban a varios metros, ella no sabía qué hacer.


— ¡Aléjense de mí! ¡No me atormenten más! ¡No me hablen! —Gritó la joven, cerrando sus ojos fuertemente y tapando sus orejas con ambas manos—, saltare si no se alejan.
—Estamos aquí para ayudarte.
— ¡No!, ¡no ustedes no son reales! ¡Aléjense de mí!

La joven dio un paso hacia atrás resbalando y cayendo al vacío, los guardabosques corrieron a tratar de detenerla pero ya era demasiado tarde.


— Pobre señorita, se notaba totalmente desequilibrada de su mente, al aparecer nos confundía con no sé qué cosa.
—Si, por eso nos tomo tanto tiempo encontrarla, seguramente salía corriendo cada vez que nos veía a lo lejos.
— ¡Vamos! Llama a los perros, debemos bajar y encontrar el cuerpo. No sé qué le vamos a decir a sus padres.

Los rescatistas y los perros se alejan… 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario!